novak-djokovic-ok.jpgEl serbio Novak Djokovic y el suizo Rogerer Federer, los dos primeros en el ranking de la ATP, jugarán este domingo la final del Masters 1000 de Cincinnati, Estados Unidos, luego del triunfo de ambos la víspera en las respectivas semifinales masculinas.

Djokovic pasó a la final al derrotar ayer al argentino Juan Martín del Potro, 6to preclasificado, por 6-3 y 6-2, en franca revancha, pues el sudamericano lo había vencido en la disputa por la medalla de bronce de los Juegos Olímpicos en Londres.

Federer, entretanto, dejó atrás al también suizo Stanislas Wawrinka con reñido triunfo 7-6 (7/4), 6-3. Con este triunfo en semifinales, Federer se aseguró llegar al US Open como el número uno del ranking después de vencer por novena ocasión consecutiva a su compatriota.

Novak se aseguró llegar a la final en este torneo por cuarta vez en las últimas cinco ediciones y aún no pierde el servicio en todo el torneo. Será una nueva oportunidad para él de levantar su primera corona en Cincinnati, donde se inclinó en la final en 2008 (perdió con Murray), 2010 (perdió con Federer) y 2011 (perdió con Murray).

El suizo, de 31 años, buscará su quinta corona en Cincinnati, donde salió airoso en 2005, 2007, 2009 y 2010. En esta temporada ya ganó el título en Wimbledon, Indian Wells, Madrid, Rotterdam y Dubai. Será la séptima vez que Federer y Djokovic se enfrentarán en una final y la primera desde el torneo de Dubai en 2011. Federer aventaja 15-12 en el historia entre ambos.

El Masters 1000 de Cincinnati se juega sobre una superficie de cemento y reparte 2.825.280 dólares en premios.

NADAL HABLA DE SU LESIÓN

nadal-hablando.jpgMANACOR — El tenista español Rafael Nadal aseguró este viernes que espera recuperarse bien de la lesión de rodilla que padece y que no le preocupa perder el tercer lugar del mundo por su ausencia del Abierto de Estados Unidos.

“A estas alturas de mi carrera el ranking no es lo más importante”, dijo en declaraciones a EFE. “Ahora lo más importante es recuperarme bien y a día de hoy mi rodilla no está preparada para competir en un Grand Slam; voy a intentar recuperarme lo antes posible para volver con muy buenas sensaciones, con garantías de poder competir y entrenar todo lo mejor que sé”, precisó.

Nadal, de 26 años, reveló que sufre la enfermedad de Hoffa, una inflamación de la zona de tejido graso que se extiende por debajo del tendón rotuliano que lo había tenido a maltraer en el pasado, pero que nada tiene que ver en este caso. El propio jugador destacó que no se trata de la misma lesión: “Es algo diferente y creo que esto es positivo porque los tendones están muy recuperados comparados a como estaban hace tres años”.

Nadal (3º de la ATP) añadió que es la derivación de la misma lesión que tiene desde febrero, la que le hizo retirarse del torneo de Miami en semifinales.

El ex N°1 del mundo subrayó que lo que le hace feliz es cuando puede competir sintiendo que puede forzar su físico “todo lo que quiera”. “Y a día de hoy no me siento preparado para eso”, indicó.